Cada día

Cada día (781)

Valora este artículo
(0 votos)

El gobierno francés estudia cooperar con el gobierno de El Asad para combatir al Estado Islámico. Por fin un rayo de sensatez en el seno de la política internacional de la UE. Pero el daño está hecho. El E.I. creció y se fortaleció con la guerra civil que la UE, con Francia a la cabeza, propició en Siria para derribar a un gobierno que, por criticable que sea, es el legal representante de esa nación en la ONU.

Occidente ha alimentado al monstruo que hoy hace cundir el terror en sus calles y parece que se apresta a corregir el daño, pero nadie asume el error de la estrategia de guerra desatada en Libia y Siria. Tantos muertos, tantas ciudades destruidas, tantos refugiados para acabar haciendo lo que debió hacer desde el inicio: buscar la cooperación del gobierno sirio.  A los que se oponen a esa guerra se les llama despectivamente “buenistas”. Ahora vemos los frutos de la irresponsable política practicada por los “hijoputistas”.

* Este blog descarta habitualmente el insulto como herramienta de debate, sin embargo a la hora de buscar un término que pueda definir lo contrario del "buenista" utilizado por los defensores de la guerra como instrumento político legítimo no se me ocurre mejor palabra que el neologismo "hijoputista". Disculpen la excepción, pero creo que resulta clarificadora.

** Link a la noticia sobre la posible colaboración entre Fracia y Siria contra el E.I.:http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/27/actualidad/1448654625_378093.html

La espiral del odio

Sábado, 14 Noviembre 2015 11:35
Valora este artículo
(3 votos)

París. Otra vez el horror. Otra vez la matanza. Otra vez los inocentes pagando por los intereses, delirios y odios de otros. Los terroristas han vuelto comprar con vidas humanas el protagonismo en los medios de comunicación  todo el mundo. La solidaridad con las víctimas es imprescindible. Pero hay que repensar la violencia e ir más allá de la mera condena. No para echar más leña al fuego, como se ha venido haciendo desde los atentados de 2001, sino para buscar la manera de atajar la violencia en la raíz. Buscar sus causas, honestamente, sin retóricas, y tratar de remediarlas con el concurso de todos.

Porque la violencia no se va a resolver imponiendo un solo punto de vista. A los asesinos hay que perseguirlos con todo el peso de la ley, pero al mismo tiempo hay que devolver a la palabra y al diálogo el protagonismo para cortar la espiral de desesperación, rencor y pedagogía del odio que nutre de nuevos acólitos a los terroristas.

The New York Time y el cascabel del gato

Viernes, 13 Noviembre 2015 11:19
Valora este artículo
(0 votos)

Que The New York Time haya hablado de las carencias de la prensa en España y su creciente pérdida de independencia (la que los periodistas necesitan frente a los intereses de los propietarios de los medios) ha provocado la irritación de los grandes medios de comunicación españoles, entre ellos El País que ha tomado represalias contra el diario estadounidense.

Esta desmedida reacción demuestra la baja calidad de la libertad de expresión en España, donde las críticas son practicadas por los medios sin recato y muchas veces por puro interés, pero son recibidas por éstos mismos con altanería y ademanes de hidalgos ofendidos. Los grandes diarios españoles practican la libertad de expresión para sí, pero toleran mal que la ejerzan los otros (de ahí la fulminante expulsión de Miguel Ángel Aguilar). Ha tenido que ser fuera de España donde alguien se atreviera a ponerle el cascabel al gato de la prensa. Y ahora anda arañando.

1. Link a la noticia del artículo de The New York Time sobre la prensa española: http://www.eldiario.es/rastreador/New-York-Times-independencia-tradicionales_6_449415064.html

2. Link a la noticia del comunicado de los medios españoles: http://politica.elpais.com/politica/2015/11/12/actualidad/1447357988_299143.html

3. Link a la noticia sobre la reacción de El País contra The New York Time: http://www.eldiario.es/rastreador/Pais-The-New-York-Times_6_451514849.html

4. Link a la noticia de la expulsión del periodista Miguel Ángel Aguilar: http://www.eldiario.es/rastreador/Miguel-Angel-Aguilar-York-Times_6_450814957.html