El rostro del mal

Martes, 15 Abril 2014 17:14
Valora este artículo
(0 votos)

antonio gonzalez pachecoYa Hannah Arendt habló de la banalidad del mal en el nazismo. Los responsables de atrocidades son muchas veces individuos mediocres, funcionarios que cumplen aplicadamente su odiosa tarea, desentendidos del horror que producen. A esa categoría humana pertenece el ex policía español cuyo apodo, Billy el Niño, bastaba para causar miedo en quienes luchaban clandestinamente contra la dictadura de Franco.

Juan Antonio González Pacheco, que así se llama, fue sospechoso de estar relacionado en la muerte del estudiante Enrique Ruano, en 1969, y de formar parte del golpe de Estado de 1981. Un tribunal argentino reclama hoy su extradición para responder de cargos de tortura, dado que nunca ha sido juzgado en España. Hace unos días, con la ayuda del juez, ocultó su rostro a la prensa. Aquí lo tienen, gracias al trabajo de la agencia Colpisa. Un rostro anodino en el que se resume el mal de una época. Llegó la hora de que dé la cara.

*Link a la noticia sobre el descubrimiento del rostro actual de Billy el Niño: http://www.diariovasco.com/rc/20140415/mas-actualidad/nacional/descubriendo-billy-nino-20140414231122.html

Valora este artículo
(1 Voto)

Decía Cervantes que “algunos en el estribo se suelen quedar de pie” y así se quedaron el sistema político y la sociedad nacidos de la Transición en España: detenidos a mitad de camino. Hace más de 30 años que no se vive en una dictadura, pero no se ha acabado de construir el edificio de la democracia. De ahí la corrupción generalizada y la crisis institucional que atraviesa el país.

Lo que fueron condiciones para enterrar al franquismo (adopción de una Monarquía decretada por el dictador, impunidad para los represores y silencio para sus víctimas) son hoy los obstáculos para culminar el trayecto democratizador. La política es también pedagogía y no se puede consolidar un auténtico gobierno del pueblo (eso significa democracia) con un Jefe del Estado que nadie elige y si quienes sufrieron la tiranía no son reconocidos y tratados con justicia. No se trata de odios ni revanchas, simplemente ha llegado la hora republicana.

Diálogo en Venezuela

Viernes, 11 Abril 2014 15:49
Valora este artículo
(0 votos)

Tras dos meses de violencia y una treintena de muertos entre manifestantes, policías y chavistas, gobierno y oposición venezolanos están al fin dialogando. Ya hubo un inicio de diálogo en enero, pero fue abortado por el brote de violencia del 12 de febrero, y es de esperar que el diálogo acabe con las retóricas desaforadas que tildan de tirano al gobierno y de fascista a la oposición y generan un peligroso odio ideológico.

Claro que hay fascistas entre los opositores, como hay represores sangrientos entre las fuerzas de seguridad, pero lo que toca es denunciar los métodos violentos de aquellos, como ha hecho Capriles, y perseguir judicialmente a estos, como ha hecho la Fiscalía. El intento de golpe vivido en estos meses lo ha sido tanto contra el gobierno, para sacarlo a la fuerza, como contra la oposición pacífica, para desplazarla como alternativa. No hay pues que descartar un nuevo brote “espontáneo” de violencia.