Vida muerta, pero no vencida

Martes, 01 Noviembre 2011 03:34
Valora este artículo
(0 votos)

Noche de Difuntos. La entrada al día de Todos los Santos. La ocasión de transformar las calaveras en dulces, en México, o de vestir disfraces infantiles, en Estados Unidos. ¿Cómo celebrarán la fecha las aguas del Río Bravo, según lo llamen del lado mexicano, o Río Grande, si lo nombran los estadounidenses? Ellas son sarcófago fugaz de tantas vidas, que bien pudieran tener una opinión. Como las aguas del canal de la Florida o las del estrecho de Gibraltar.

En el globalizado planeta de las estadísticas, sabemos las de cada epidemia de gripe o las de la implantación de Internet en el mundo, pero no hay cifras globales de los muertos cosechados en tantas fronteras donde quienes buscan desesperadamente una vida mejor terminan por perderla. Trágicos sueños que se repiten como olas, como un latido, como los versos que Bocángel escribió en el siglo XVII: “Tu obstinado cadáver nos advierte / que hay vida muerta, pero no vencida”.

Malas consejeras

Domingo, 30 Octubre 2011 05:02
Valora este artículo
(7 votos)

Tras la declaración de cese de violencia de ETA, hay quienes urgen a compensar de algún modo a la banda. Se suele decir que las prisas son malas consejeras y lo cierto es que los hechos acostumbran a dar la razón al dicho. Seguramente eso habrán pensado, por ejemplo, los jurados de la Academia sueca, viendo a la OTAN bombardear ciudades libias con el prematuro premio Nobel de la Paz, Barak Obama, pregonando las virtudes de la nueva moda guerrera.

Los nacionalistas vascos y los abertzales del brazo político de ETA reclaman ya la aplicación de beneficios penitenciarios a los presos etarras. Pero no hay razón para prisas. Por respeto hacia quienes padecieron los atentados y las agresiones de la banda y porque ETA tienen mucho que demostrar. Se tomaron 30 años para decidir dejar de matar y pretenden obtener beneficios en un mes. Les va a tocar entender que el camino de la paz es acertado, pero que también va a ser largo para ellos.

 

Mundos en el mundo

Sábado, 29 Octubre 2011 04:54
Valora este artículo
(3 votos)

Una camiseta verde, si eres maestra y defiendes la enseñanza pública, puede llevarte a la comisaría. El rector de la londinense catedral de San Pablo puede pagar con su cese haber acogido a manifestantes anticapitalistas. La Puerta del Sol puede dejar de ser una plaza donde ejercer el derecho de manifestación, para convertirse en el jardín privado que permita a la presidenta de la autonomía de Madrid macerarse en su hostil chabacanería sin que nadie la moleste. Los acampados en el parque Zucotti de Nueva York pueden ser desalojados a golpes, para que Wall Street pueda seguir estrujando al planeta como a un limón.

Y a pesar de todo ello, un mundo distinto se empeña en crecer bajo las aceras, las entidades bancarias y los palacios de gobierno del mundo oficial. Lo dijo Paul Éluard, un poeta surrealista que supo conciliar vanguardia y compromiso político: “hay otros mundos, pero están en este”. O, al menos, pueden estarlo.