Ahora o nunca

Lunes, 21 Noviembre 2011 04:30
Valora este artículo
(5 votos)

La crisis económica ha marcado el resultado de las elecciones en España. El legítimo descontento ha castigado al partido del gobierno mientras la derecha se beneficia de la fidelidad  de sus votantes, que se basa no tanto en la fe en sus propuestas como en el odio al adversario.

Los problemas siguen siendo los mismos: cómo salir de la crisis sin destruir los mecanismos de solidaridad; cómo reformar el sistema político para que sea verdaderamente representativo. De un PP con mayoría absoluta no cabe esperar una reforma de la ley electoral que acabe con la vergüenza de que un partido con el 44% de los votos tenga el 53% de los diputados. Tampoco una defensa de los derechos sociales ni la exigencia de responsabilidades a los mercados. Una izquierda dividida ha perdido frente a una derecha unida. Pero la unidad de la izquierda será imposible mientras el PSOE siga aceptando la lógica neoliberal. O cambia ahora o no lo hará nunca.

Para que conste

Domingo, 20 Noviembre 2011 05:19
Valora este artículo
(3 votos)

Uno olvida la magia de los prodigios cuando estos se vuelven cotidianos. Llamar desde un aparato que se lleva en el bolsillo a un amigo que vive a 12.000 kilómetros de distancias resulta hoy banal, cuando no deja de ser asombroso. De la misma manera, acudir a votar para expresar la opinión propia y elegir al futuro gobierno del país es un acto al que algunos incluso renuncian por aburrido o inútil, cuando ha costado millares de vida tener el derecho a ejercerlo.

Quienes han vivido bajo la dictadura recuerdan bien la lucha para lograr poder hacer oír la voz de todos. Las persecuciones sufridas por ello; lo lejano, casi imposible, que parecía llegar un día a poder disfrutar de la libertad de elegir, aunque fuera equivocadamente, a nuestros gobernantes. La democracia puede saber a poco cuando se vive cada día, pero sin ella la vida es aún más amarga. Y el voto es el músculo que la sostiene. Si no se ejercita, se atrofia. Que conste.

La hora de la e-lección

Sábado, 19 Noviembre 2011 05:10
Valora este artículo
(2 votos)

Faltan 24 horas para que comiencen las elecciones generales en España y los mercados financieros están lanzados al ataque contra la economía española. En política, las casualidades no existen, de modo que hay que preguntarse el porqué de este inoportuno ataque y a quién, oportunamente, beneficia.

Esta amenaza de rescate sólo puede responder al propósito de los mercaderes, que mueven el mercado de capitales, o sea, los capitalistas (llamemos de una vez a las cosas por su nombre), de imponer la llegada al gobierno de un cómplice que no tenga mala conciencia. El PSOE, tras el correctivo de las elecciones de mayo, pretende distanciarse de sus exigencias, así que su apuesta por el PP parece clara. Mañana hablan los ciudadanos y si no aprovechan su voto para dar al PP una e-lección (con e de lección ejemplar), privándole de mayoría absoluta, van a sacrificar democráticamente a la propia democracia en el ara de los mercados.