Valora este artículo
(3 votos)

El diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón ha planteado una hipótesis tan inquietante como posible: que el PP lleve años falseando su número real de militantes para poder blanquear dinero recibido ilícitamente, haciéndolo pasar como pago de cuotas de militancia. Obviamente, la acusación de un dirigente de un partido rival no puede darse por buena sin más.

Sin embargo, los datos estadísticos que Garzón ofrece, extraídos de la declaración oficial de militantes del PP y de un estudio sociológico independiente de profesores de la City University of London, que muestra una disparidad total en el porcentaje de personas que se declaran militantes del PP, hacen que su denuncia deba ser tomada en serio y verificada. Un partido cuyos niveles de corrupción han llegado a los extremos conocidos, y que ha mostrado claramente que no tiene empacho en mentir para conseguir sus objetivos, está inevitablemente bajo sospecha.

*Link al artículo de Alberto Garzón sobre el posible falseamiento del número de militantes del PP: http://www.eldiario.es/zonacritica/socios-PP_6_296830323.html

Valora este artículo
(0 votos)

¿Se justifica la existencia del Fondo de Cultura Económica? Por increíble que parezca, ese es el debate que los coyotes neoliberales plantean hoy en México. Una inquina contra lo público que lleva incluso a argumentos fascistoides como los de Leo Zuckermann, quien opone la subvención del trabajo académico e intelectual al apoyo a los necesitados y propone que el dinero que se invierte en la editorial se dé a “los pobres”. Como si de resolver la pobreza se tratara…

La respuesta a tan capciosa pregunta ha de ser: ¡Claro que sí! Su catálogo y su prestigio lo merecen. Ojalá que la sociedad mexicana y los lectores de habla española del mundo logren evitar la tropelía. Algunos dinamitan estatuas milenarias de Buda en nombre de una fe fanática. Otros hunden o se apropian de grandes editoriales públicas en nombre del fanatismo de una ideología que sacrifica los valores sociales en beneficio de unos pocos. Porque de eso se trata.

*Link al artículo de Leo Zuckermann a favor de acabar con FCE: http://www.excelsior.com.mx/opinion/leo-zuckermann/2014/08/28/978636?fb_action_ids=10152294408812544&fb_action_types=og.comments

Valora este artículo
(2 votos)

Los medios de comunicación españoles se hacen eco de la intención del gobierno de Rajoy de modificar, sin el acuerdo de la oposición, la actual ley electoral para que en las próximas elecciones municipales el partido más votado en cada ciudad sea el que automáticamente gobierne, aunque no haya alcanzado la mayoría absoluta. De ese modo, una minoría gobernará sobre la mayoría: la pura negación de la democracia.

Esta maniobra responde al pánico del PP a perder el poder casi absoluto que ha obtenido tras al hundimiento del PSOE y a su esperanza de lograr ser la fuerza más votada aunque sea minoritaria. Se trata de cerrar el camino como sea al avance de Podemos, Izquierda Unida y las candidaturas de los movimientos sociales. Pero al hacerlo desde el Gobierno con una reforma legal que atenta directamente contra la soberanía popular, Rajoy no sólo deslegitima las elecciones: está a punto de suicidar a la democracia española.

* Link a la noticia sobre la reforma electoral de cara a las elecciones municipales: http://politica.elpais.com/politica/2014/08/19/actualidad/1408476206_938976.html