Se ha ido Juan Gelman

Miércoles, 15 Enero 2014 01:08
Valora este artículo
(3 votos)

Daniel Mordzinski, con su habilidad para plasmar los vínculos profundos de la vida y el arte en la superficie plana de una fotografía, lo retrató de pie, serio, en blanco y negro y en la calle, junto a una entrada del metro. En esa imagen están resumidos el drama de Juan Gelman y el latido de su poesía, y hoy que el latido de su corazón se ha detenido, me vuelve a la memoria su mirada en esa foto, que parece lanzar una advertencia, nacida del dolor por su hijo desaparecido, expresada en la lucidez de sus versos: “En  el desgarro del espanto perfeccionás tu luz y mi recuerdo”. Sus versos austeros, forjados a martillazos de vida, que evocan desgarros de exilios y dolores, también los roces del amor y las caricias.

Gelman ha descendido los escalones de ese metro metafórico y con él se van la poesía sin concesiones, la conciencia sin aspavientos. Otra voz que se apaga. En medio del absurdo griterío de esta época, nos vamos quedando mudos.

*Link al retrato de Juan Gelman por Daniel Mordzinski: http://larecopilacion.blogspot.pt/2008/07/fotografo-entre-escritores-30-aos.html

Valora este artículo
(0 votos)

Desde hace días la ciudad de Burgos vive una revuelta popular contra la remodelación una de las calles principales. Pero la realidad va más allá de esa anécdota aparentemente banal. Esa obra es la gota que ha desbordado la paciencia de una sociedad hastiada de crisis y corrupción.

Mientras se cierran guarderías infantiles y servicios públicos, el Ayuntamiento quiere gastar millones en una obra que los vecinos no desean y que sólo beneficia al empresario de la construcción Méndez Pozo, “padrino” de la derecha burgalesa condenado por corrupción y propietario del principal diario de la ciudad, que informa en función de sus intereses: el vivo retrato del poder corrupto dominante en España. En 1766 la prohibición de usar ropas tradicionales en Madrid desató una revuelta popular conocida como Motín de Esquilache. Harto de la carestía de alimentos, la ropa fue la gota que desbordó la ira del pueblo. La historia se repite.

*Link a artículo de Ignacio Escolar sobre la revuelta de Burgos: http://www.eldiario.es/escolar/pasando-Burgos_6_217738233.html


Valora este artículo
(1 Voto)

Es como adentrarse en el túnel del tiempo, un viaje salvaje al capitalismo salvaje del siglo XIX. El diario The New York Times cerraba el año 2013 con la marca de ropa española “Mango” en portada, pero no lo hacía para comentar su estética sino su negativa a compensar a los trabajadores víctimas el pasado abril del derrumbe de la fábrica que la abastecía de prendas desde Bangladesh.

Puro capitalismo caníbal, paradigma de las deslocalizaciones pregonadas por los apóstoles de la libertad de los mercados, es decir, de aprovechar la debilidad y miseria de los países más pobres para enriquecerse sin asumir ninguna responsabilidad y, de paso, hundir los salarios y los derechos de los trabajadores de su propio país. En una foto de la noticia se ve a una pareja de trabajadores muertos abrazada entre los escombros. Qué metáfora terrible de estos tiempos de explotación despiadada. Qué silencio culpable en la sociedad española.

*Link a la noticia sobre Mango y el The New York Times: http://www.mujerlife.com/al_dia/actualidad/mango-portada-de-new-york-times-por-su-negativa-a-compensar-a-las-victimas-de-la-tragedia-de-bangladesh/710910?fb_action_ids=482006388583980&fb_action_types=og.likes&fb_ref=.UsadecgJWC8.like&fb_source=other_multiline&action_object_map=[706902356001275]&action_type_map=[%22og.likes%22]&action_ref_map=[%22.UsadecgJWC8.like%22