El Nobel de Bob Dylan: una gota de lujo para colmar el vaso

Viernes, 14 Octubre 2016 16:45
Valora este artículo
(4 votos)

A la literatura, asediada por la dictadura del marketing, la piratería y el mantra del “todo el mundo es escritor”, sólo le faltaba que la Academia Sueca pusiera la gota que colma el vaso de su banalización: el Nobel para Bob Dylan. Una gota de lujo, sin duda, pero gota. Dylan es un músico extraordinario y un gran letrista y es innegable que sus canciones están llenas de poesía. Pero darle un Nobel por la poesía de su música es tan lógico como entregar un Grammy al poeta Nicanor Parra por la musicalidad de su poesía.

Cuando todo vale, cunden las ideas peregrinas. El Nobel de literatura puede ser acertado o erróneo, pero al menos debería servir para defender y promover la literatura. Dárselo a un gran músico es proclamar que la literatura no tiene ya valor alguno en nuestra sociedad. La necesaria interacción entre las artes no puede transformarse en la suplantación de unas por otras. Eso no es modernidad, es pérdida de criterio.

Visto 944 veces Modificado por última vez en Viernes, 14 Octubre 2016 16:50

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.