El precio de la arrogancia frente al ébola

Martes, 07 Octubre 2014 15:33
Valora este artículo
(2 votos)

La arrogancia puede ser letal y la llegada del ébola a España lo prueba. Desde 1976, las multimillonarias industrias farmacéuticas han desdeñado como sujeto de investigación profunda a este virus cuyas tasas de mortandad son elevadísimas. Era un virus circunscrito a África y a poblaciones de extrema pobreza. No era buen negocio. Hoy sabemos que el negocio ruinoso ha sido ignorarlo, porque la Naturaleza no entiende de fronteras.

A esa primera arrogancia de considerar al opulento Occidente a salvo de un “virus de pobres” se ha unido, en España y en un cóctel explosivo, la arrogancia del gobierno del PP, que ha hecho de su mayoría absoluta patente de corso para recortar la sanidad pública, y la profunda incompetencia de una clase dirigente que navega entre la corrupción y la estulticia. Sólo eso explica la inmensa chapuza del traslado de enfermos en condiciones que, como se ha demostrado, ponen en riesgo a la población.

Visto 14985 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.