Algo huele a podrido en la Justicia española

Lunes, 21 Abril 2014 18:08
Valora este artículo
(1 Voto)

El esperpento del juicio contra el juez Elpidio Silva es el nuevo episodio protagonizado por las altas instancias de la judicatura española, cuya especialidad parece no consistir tanto en perseguir a los corruptos, que han convertido a la sociedad española en un queso gruyere de agujeros negros financieros, como en juzgar a los jueces que se atreven a investigar de verdad la corrupción.

Primero fue el juez Garzón, cuyo juicio exprés por atreverse a hurgar en las corruptas arcas del PP se saldó con su expulsión de la carrera gracias a un tipo de delito personalizado (inventado para condenarlo a él). Ahora el juez Silva puede correr igual suerte por atreverse a investigar los turbios manejos del banquero Blesa y del empresario Díaz Ferrán. Shakespeare, que supo describir la corrupción del poder, decía en Hamlet que algo olía a podrido en Dinamarca. En España, salvo honrosas excepciones, lo que ya apesta es la Justicia.

*Links a informaciones sobre el proceso al juez Silva:

http://politica.elpais.com/politica/2014/04/21/actualidad/1398065899_319936.html

http://www.eldiario.es/economia/Silva-sentarse-semana-banquillo-Blesa_0_251625021.html

Visto 693709 veces Modificado por última vez en Lunes, 21 Abril 2014 18:20